Las habilidades mentalistas y los grupos de habilidades sociales

El ser humano necesita habilidades mentalistas para poder comprender, interpretar, predecir y explicar tanto su propia conducta como la de los otros. Esta capacidad de ponerse en el lugar del otro y lograr realizar acciones en beneficio de los demás es una característica que a priori parece innato al ser humano, pero la realidad no es esa. Las personas con Trastorno del Espectro Autista suelen tener alteraciones en la Teoría de la mente, por eso presentan dificultades para comprender, interpretar, predecir y poder explicar la conducta de los demás. Debido a esta dificultad, su capacidad de adaptación a los distintos entornos sociales se ve muy afectada. 

Las implicaciones de déficit mentalista repercuten en los niñ@s, tod@s presentan dificultades en mayor o menos intensidad en: 

  • predecir la conducta de los demás.
  • ser conscientes de las verdaderas intenciones de los demás.
  • explicar sus propias conductas.
  • entender sus propias emociones y las de los demás.
  • escasa reacción empática.
  • aceptar las repercusiones de su propia conducta.

Para poder paliar este déficit es necesaria una buena intervención que comience en etapas tempranas , siguiendo un enfoque evolutivo. Es necesario el empleo de claves visuales para que comprendan mejor. Una buena intervención para estos niñ@s son los grupos de habilidades sociales. Estos grupos suelen estar formados por 4 o 5 niñ@s y se vivencian situaciones naturales lo cual es muy importante para el aprendizaje. Como bien hemos indicado, los grupos de habilidades sociales son grupos pequeños, suelen estar dirigidos por un adulto, es el que les enseña como interactuar apropiadamente con otros niñ@s de su edad. Se les enseñan destrezas para tener conversaciones, resolver problemas y hacer y mantener amistades. Además, pueden ser útiles para enseñar a los niñ@s a regular sus emociones y entender los puntos de vista de las otras personas. 

Una vez controladas estas situaciones en un pequeño grupo de iguales es más sencillo poder desarrollar dichas estrategias en un grupo más grande como por ejemplo puede ser el colegio.

Podemos concluir que sentir, pensar, desear, creer, suponer, dudar, saber, recordar, engañar, mentir, etc. son términos que designan estados o actividades mentalistas. Los niñ@s conocen estas actividades incluso antes de conocer la palabra que las define. Es importantes saber reconocer estas actividades en primera persona  saber reconocerlos en los demás. Sin esa comprensión de los estados mentales sería imposible conocer la actividad propia y de los demás y coordinarla. 

Centro de orientación y tratamiento psicológico, escolar y familiar

Contacto

info@centrozubikoapsicologos.com