LA IMPORTANCIA DE LA ATENCIÓN TEMPRANA

Hoy 15 de abril se celebra el Día de la Atención Temprana.

Cuando hablamos de Atención Temprana nos referimos al servicio multidisciplinar que trabaja para la prevención, para el diagnóstico y para el tratamiento de niñ@s en edades comprendidas entre 0 y 6 años con necesidades especiales y/o algún tipo de retraso madurativo. Existe un abanico muy amplio de necesidades entre los niños, por eso mismo es necesaria la intervención multidisciplinar, con equipos, formados por; logopedas, psicólogos, pedagogos, fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales que intervienen tanto de forma directa con los niñ@s como de forma indirecta con sus familias. Cabe destacar que todos los niños y niñas de entre la edad anteriormente citada que manifiesten cualquier tipo de deficiencia y/o aquellos que se incluyan dentro de los grupos dentro de los grupos de alto riesgo biológico, psicológico y/o social son susceptibles de recibir Estimulación Atención Temprana. 

En los primeros años de vida es vital ofrecer respuestas eficaces y rápidas a las necesidades socioeducativas que se requieren, para promocionar y desarrollar de esta forma, las capacidades físicas e intelectuales y las actitudes óptimas de cada persona. Los programas de atención temprana tienen fines preventivos, es fundamental una detección precoz, para empezar a intervenir cuanto antes y así conseguir el máximo desarrollo físico, mental y social. 

Según el libro Blanco de Atención Temprana existen 3 niveles de participación:

Las tareas de promoción y PREVENCIÓN PRIMARIA contribuyen a las iniciativas dirigidas a la población infantil en general para evitar el riesgo. Estas intervenciones son competencia de los Servicios Sociales, son intervenciones destinadas a la prevención de situaciones de riesgo social y de maltrato por acción u omisión al menor. La actuación de los Servicios Sociales se enmarca en una labor de atención a las familias, siendo esto especialmente relevante por la importancia reconocida de la familia en el bienestar y desarrollo del niño. 

Las actividades más selectivas, de PREVENCIÓN SECUNDARIA forman parte los programas sanitarios, educativos y sociales dirigidos a los grupos de riesgo. Los Servicios Sociales, son los encargados en la detección de factores de riesgo social para el desarrollo infantil (bajo ingresos económicos, drogodependencia, marginación social familiar...)

La PREVENCIÓN TERCIARIA corresponde a la intervención con niños con trastorno del desarrollo y sus familias, tarea en la que los servicios especializados de Atención Temprana asumen la máxima responsabilidad. La intervención temprana va a facilitar la socialización del niño: la sonrisa social, el sentimiento de apego seguro, la emergencia del juego y del mundo simbólico propio del niño.

Es necesaria la intervención tanto d elos padres, profesosres, pediatras y/o personas responsables que estén en contacto con los niñ@s y observen alguna señal de alarma, para empezar el protocolo de estimulación temprana cuanto antes. Cuando nos referimos a las señales de alarma, hablamos de retrasos en la adquisición de las competencias pertenecientes a su edad cronológica y/o alguna anomalía conductual en las áreas de desarrollo social, de comunicación, cognitivo, motor y físico, de autonomía...

Y de esta forma poder realizar la estimulación y atención temprana en centros especializados para ello, como es el caso del centro Zubikoa en Las Arenas, pionera en este servicio y con gran experiencia, donde se puede consultar cualquier duda o aclaración sobre la estimulación temprana sin compromiso. 

 

Centro de orientación y tratamiento psicológico, escolar y familiar

Contacto

info@centrozubikoapsicologos.com