• Últimas Noticias

    Dia internacional del asperger 18 Febrero

  • Últimas Noticias

    Taller: 9 habilidades de comunicación críticas

  • Últimas Noticias

    "Yo creo en tí", libro a la venta en nuestro centro

LAS CONDUCTAS DESAFIANTES EN NIÑ@S TEA

Cuando hablamos de conductas desafiantes hacemos referencia a las conductas culturalmente inapropiadas en intensidad, frecuencia y/o duración, ponen en peligro la seguridad física de la persona y/o de los demás. Las conductas desafiantes no son exclusivas de niñ@s con TEA. Para los niñ@s con problemas de expresión es una forma de comunicación y de hacerse entender. Son unas conductas reguladoras de efectos no deseados. 

Este tipo de conducta implican una serie de carencias relacionadas con los déficit propios del trastorno TEA; Problemas de comunicación, de comprensión de normas y roles sociales, problemas sensoriales, efextos adversos de psicofármacos, otros trastornos o enfermedades comórbidas o porblemas de salud física. 

Dentro de las Conductas Desafiantes encontraremos 6 grupos:

  1. Autoagresiones
  2. Agresiones a terceros 
  3. Agresión al entorno
  4. Conductas socialmente inadecuadas
  5. Falta de atención o ensimismamiento
  6. Conductas inflexibles o negativas

Siempre tenemos que tener en cuenta que las conductas desafiantes no son el problema, son la consecuencia. Por ello, debemos evitar su aparición, prevenirlas. Para ello es fundamental que las figuras referentes del niñ@ sean capaces de identificar los antecedentes de dicha conducta. 

Una buena intervención, empezando en edades tempranas ayuda a disminuir estas conductas. El primer paso en una buena intervención es realizar un registro de conductas para observar la frecuencia y duración en el tiempo de dichas conductas disruptivas. Se realizará una tabla teniendo en cuenta la fecha, la hora, la conducta presentada, las consecuencias utilizadas y la observada, siempre en diferentes contextos e y con diferentes personas. Con toda la información recogida, se realiza un análisis de las conductas problema del niñ@ y se empezaran a trabajar en función de la gravedad. 

Los niñ@s con TEA necesitan una rutina en la que en las que las conductas adecuadas sean recompensadas y las conductas inadecuadas sean ignoradas. Muchas de estas conductas desafiantes aparecen en las transiciones entre una actividad y otra. Suelen tener dificultad para cambiar de actividad para cambiar de actividad, por eso, es aconsejable avisarles, la cuenta atrás suele funcionar bien en estos casos. Además, como presentan problemas de lenguaje, es necesario utilizar ayudas visuales para establecer la rutina de su día a día. 

LOS TRASTORNOS DEL HABLA

Muchas veces cometemos el error de confundir el habla con el lenguaje,pero no son sinónimos. El habla y el lenguaje es algo que se aprende, es una capacidad cognitiva que vamos adquiriendo y consolidando a lo largo de nuestra maduración física y cognitiva. 

Existen una serie de hitos en la adquisición del lenguaje y del habla, pero debemos tener en cuenta a los niñ@s que presentan cierta dificultad y/o retraso en el desarrollo y presentan algún tipo de trastorno del habla.

Los trastornos del habla son alteraciones que pueden afectar bien a nuestra articulación, bien a la fonología,  bien a la fluencia y a la voz. Muchas veces estas alteraciones van acompañadas de dificultades en el aprendizaje y alteraciones en el lenguaje. 

Los trastornos y dificultades del habla más comunes son los siguientes:

  • Dislalias: consiste en la incapacidad de articular o pronunciar correctamente los fonemas. Los niñ@s que presentan dislalias omiten ciertos sonidos y/o los sustituyen por otros de forma incorrecta. Muchas veces su lenguaje es inteligible. Existen diferentes tipos de dislalias: fisiológicas, audiógenas, funcionales y orgánicas. La forma más adecuada de intervenir es mediante intervención logopédica. 
  • Afasias: pérdida o alteración del lenguaje en sujetos adultos (en niñ@s corresponde a disfasia) debida a la presencia de una alteración o lesión cerebral. En función de la localización o estructura cerebral dañada los efectos en el lenguaje van a ser diferentes.
  • Disartria: es la dificultad para articular sonidos y palabras. Presentan dificultades para controlar o coordinar los músculos que se utilizan para hablar. Generalmente se caracteriza por la dificultad para hablar o hablar lentamente, lo que complica su comprensión. 
  • Disglosia o dislalia orgánica: es un trastorno de la pronunciación secundario a lesiones físicas o malformaciones. Teniendo en cuenta el órgano afectado existen diversos tipos de disglosia: labiales, mandibulares, dentales, linguales y palatales. 
  • Disfemia o tartamudeo: este trastorno se caracteriza por tropiezos, espasmos y repeticiones mientras hablamos. Tiene diferentes causas que pueden producirlo: lingüísticas, psicológicas y motores, por eso podemos concluir que la disfemia no es un problema exclusivo del lenguaje, ya que influyen más factores. 
  • Trastorno de la comunicación social (pragmático): este trastorno se basa en la presencia de dificultades severas en el uso práctico del lenguaje. Presentan problemas para adecuar la comunicación al contexto en el que se encuentren, así como para entender el significado metafórico o implícito de lo que se les dice e incluso para cambiar la forma de explicar algo, regular la conversación con otros elementos como los gestos o respetar los turnos de la palabra. 
  • Taquifemia o farfulleo: se caracteriza por un habla exageradamente rápida, con omisión de palabras y errores. 

Para prevenir y/o corregir este tipo de trastornos es necesaria una buena intervención con los profesionales requeridos para cada caso en particular con una buena valoración. 

 

Las habilidades mentalistas y los grupos de habilidades sociales

El ser humano necesita habilidades mentalistas para poder comprender, interpretar, predecir y explicar tanto su propia conducta como la de los otros. Esta capacidad de ponerse en el lugar del otro y lograr realizar acciones en beneficio de los demás es una característica que a priori parece innato al ser humano, pero la realidad no es esa. Las personas con Trastorno del Espectro Autista suelen tener alteraciones en la Teoría de la mente, por eso presentan dificultades para comprender, interpretar, predecir y poder explicar la conducta de los demás. Debido a esta dificultad, su capacidad de adaptación a los distintos entornos sociales se ve muy afectada. 

Las implicaciones de déficit mentalista repercuten en los niñ@s, tod@s presentan dificultades en mayor o menos intensidad en: 

  • predecir la conducta de los demás.
  • ser conscientes de las verdaderas intenciones de los demás.
  • explicar sus propias conductas.
  • entender sus propias emociones y las de los demás.
  • escasa reacción empática.
  • aceptar las repercusiones de su propia conducta.

Para poder paliar este déficit es necesaria una buena intervención que comience en etapas tempranas , siguiendo un enfoque evolutivo. Es necesario el empleo de claves visuales para que comprendan mejor. Una buena intervención para estos niñ@s son los grupos de habilidades sociales. Estos grupos suelen estar formados por 4 o 5 niñ@s y se vivencian situaciones naturales lo cual es muy importante para el aprendizaje. Como bien hemos indicado, los grupos de habilidades sociales son grupos pequeños, suelen estar dirigidos por un adulto, es el que les enseña como interactuar apropiadamente con otros niñ@s de su edad. Se les enseñan destrezas para tener conversaciones, resolver problemas y hacer y mantener amistades. Además, pueden ser útiles para enseñar a los niñ@s a regular sus emociones y entender los puntos de vista de las otras personas. 

Una vez controladas estas situaciones en un pequeño grupo de iguales es más sencillo poder desarrollar dichas estrategias en un grupo más grande como por ejemplo puede ser el colegio.

Podemos concluir que sentir, pensar, desear, creer, suponer, dudar, saber, recordar, engañar, mentir, etc. son términos que designan estados o actividades mentalistas. Los niñ@s conocen estas actividades incluso antes de conocer la palabra que las define. Es importantes saber reconocer estas actividades en primera persona  saber reconocerlos en los demás. Sin esa comprensión de los estados mentales sería imposible conocer la actividad propia y de los demás y coordinarla. 

TEL; TRASTORNO ESPECÍFICO DEL LENGUAJE

El Trastorno Específico del Lenguaje es conocido también como disfasia infantil. El término TEL hace referencia a los niñ@s que presentan problemas en el lenguaje con habilidades cognitivas normales, presentando puntuaciones más bajas en el aspecto verbal. Esta dificultad en el lenguaje no tiene una causa identificable.La dificultad en el diagnóstico radica en que las deficiencias en el lenguaje interfieren tanto en la comprensión como en la expresión de forma aislada o conjunta, por lo que en ocasiones cuesta su propio diagnostico. 

El TEL es un trastorno el neurodesarrollo que afecta únicamente al lenguaje. Dentro del TEL podemos agrupar todos los trastornos de lenguaje caracterizados por un desarrollo lento y con retraso en comparación a su edad cronológica, que al mismo tiempo no tenga relación con ninguna deficiencia auditiva, motora, cognitiva o de conducta. 

Dentro del TEL podemos distinguir tres tipos:

  • TEL de predominio expresivo: estos niñ@s no tienen dificultades de memoria,  reconocen las palabras y su significado, su déficit es a la hora de expresarse, no encuentran la palabra exacta para lo que quieren decir, son muy lentos a la hora de hacer frases. 
  • TEL con alteraciones expresivo-receptivas: estos niñ@s si presentan dificultades a la hora de reconocer las palabras y los fonemas, tienen una memoria fonética limitada, cabe destacar que la expresión es algo mejor que la de los niñ@s de predominio expresivo. 
  • TEL mixto, esta alterado tanto la comprensión como la expresión. 

Como ya hemos indicado su diagnostico es complicado, no existe ninguna prueba medica que indique que un niñ@ tiene TEL. La adquisición del lenguaje tiene unos márgenes muy amplios, no es fácil definir cuanto tiene que entender ni cuanto tiene que hablar un niñ@ en cierta edad. No es aconsejable diagnosticar un TEL antes de los 5 años de edad, ya que aunque el niñ@ presente cierto retraso en un primer momento, durante el proceso de adquisición del lenguaje podría alcanzar la normalidad. Además, existen diferentes patologías con retraso en el lenguaje, no es exclusivo del TEL.

Existen unas señales de alarma que nos hacen sospechar del Trastorno Específico del Lenguaje; 

  • Los niñ@s tienen un lenguaje pobre para su edad cronológica. Presentan un vocabulario pobre, dificultad para formar y ordenar las frases, no utilizan nexos, dificultad para el uso de frases subordinadas...
  • Ausencia de dificultades cognitivas.
  • No existe una causa específica que explique las dificultades en el lenguaje; sordera, daño cerebral, etc.

Es importante empezar una intervención lo antes posible, el tratamiento se enfoca hacía las deficiencias específicas que presente el niño en cuanto a la comprensión y sus habilidades fonéticas, semánticas, morfosintácticas o pragmáticas. Como cada trastorno es diferente la evolución de cada niñ@, a su vez también puede ser muy variable. Como es de esperar, cuanto menor afectación mejor pronostico.

LOS TRASTORNOS DEL HABLA

Muchas veces cometemos el error de confundir el habla con el lenguaje,pero no son sinónimos. El habla y el lenguaje es algo que se aprende, es una capacidad cognitiva que vamos adquiriendo y consolidando a lo largo de nuestra maduración física y cognitiva. 

Existen una serie de hitos en la adquisición del lenguaje y del habla, pero debemos tener en cuenta a los niñ@s que presentan cierta dificultad y/o retraso en el desarrollo y presentan algún tipo de trastorno del habla.

Los trastornos del habla son alteraciones que pueden afectar bien a nuestra articulación, bien a la fonología,  bien a la fluencia y a la voz. Muchas veces estas alteraciones van acompañadas de dificultades en el aprendizaje y alteraciones en el lenguaje. 

Los trastornos y dificultades del habla más comunes son los siguientes:

  • Dislalias: consiste en la incapacidad de articular o pronunciar correctamente los fonemas. Los niñ@s que presentan dislalias omiten ciertos sonidos y/o los sustituyen por otros de forma incorrecta. Muchas veces su lenguaje es inteligible. Existen diferentes tipos de dislalias: fisiológicas, audiógenas, funcionales y orgánicas. La forma más adecuada de intervenir es mediante intervención logopédica. 
  • Afasias: pérdida o alteración del lenguaje en sujetos adultos (en niñ@s corresponde a disfasia) debida a la presencia de una alteración o lesión cerebral. En función de la localización o estructura cerebral dañada los efectos en el lenguaje van a ser diferentes.
  • Disartria: es la dificultad para articular sonidos y palabras. Presentan dificultades para controlar o coordinar los músculos que se utilizan para hablar. Generalmente se caracteriza por la dificultad para hablar o hablar lentamente, lo que complica su comprensión. 
  • Disglosia o dislalia orgánica: es un trastorno de la pronunciación secundario a lesiones físicas o malformaciones. Teniendo en cuenta el órgano afectado existen diversos tipos de disglosia: labiales, mandibulares, dentales, linguales y palatales. 
  • Disfemia o tartamudeo: este trastorno se caracteriza por tropiezos, espasmos y repeticiones mientras hablamos. Tiene diferentes causas que pueden producirlo: lingüísticas, psicológicas y motores, por eso podemos concluir que la disfemia no es un problema exclusivo del lenguaje, ya que influyen más factores. 
  • Trastorno de la comunicación social (pragmático): este trastorno se basa en la presencia de dificultades severas en el uso práctico del lenguaje. Presentan problemas para adecuar la comunicación al contexto en el que se encuentren, así como para entender el significado metafórico o implícito de lo que se les dice e incluso para cambiar la forma de explicar algo, regular la conversación con otros elementos como los gestos o respetar los turnos de la palabra. 
  • Taquifemia o farfulleo: se caracteriza por un habla exageradamente rápida, con omisión de palabras y errores. 

Para prevenir y/o corregir este tipo de trastornos es necesaria una buena intervención con los profesionales requeridos para cada caso en particular con una buena valoración. 

 

Las dificultades de aprendizaje

Muchos niñ@s que tienen problemas con la atención, la lectura, las matemáticas, la escritura o la coordinación presentan dificultades de aprendizaje. Las investigaciones concluyen que el 10-15% de la población escolar padece alguna dificultad y/o trastorno del aprendizaje. Cuando nos referimos a dificultades en el aprendizaje, hacemos referencia a un grupo heterogéneo de dificultades significativas en la adquisición y uso de la capacidad para entender, hablar, leer, escribir, razonar o para las matemáticas. Estas dificultades son intrínsecas, se manifiestan de diferente manera y posiblemente debidos a una disfunción del sistema nervioso. Las dificultades de aprendizaje se manifiestan de diferentes maneras y con diferentes grados de severidad, se convierten en trastorno cuando no es posible superar los objetivos del mismo. 

Las dificultades de aprendizaje más comunes son las siguientes:

  • DISLEXIA: se caracteriza por la dificultad que presentan los niñ@s en el aprendizaje y consolidación de la lectura y la escritura. Las personas con dislexia presentan dificultades en la descodificación (cada fonema se asigna a una representación gráfica, una letra); dificultad para aplicar las normas gramaticales, dificultad para recordar y automatizar las formas y reglas ortográficas de las palabras. 
  •  DISCALCULIA: corresponde a la dificultad en la adquisición de las habilidades matemáticas, hace referencia a una amplia gama de dificultades para el procesamiento numérico y cálculo. Aunque no es muy común su diagnóstico, actualmente, hay un 1% de niñ@s que muestran discalculia. 
  • DISGRAFIA: cuando las dificultades se presentan en la expresión escrita. Existen dos tipos de disgrafia; la disgrafia motriz y la específica. En la primera, es capaz de pronunciar y de representar la gráfica de los sonidos, pero presenta dificultades en la escritura como consecuencia de una motricidad incorrecta; en la disgrafia específica, el niñ@ tiene dificultad parareproducir letras y palabras debido a una mala percepción de las formas, desorientación espacial y temporal, ritmos, etc. Los síntomas más habiltuáles son dificultades visuales espaciales, dificultades motoras finas, dificultades del procesamiento del lenguaje, dificultades para el deletreo y la escritura a mano, problemas de gramática y organización del lenguaje escrito.
  • DISORTOGRAFIA: dificultad en el lenguaje específico de la escritura. Presentan dificultades para deletrear las palabras y cometen errores como el intercambio y reemplazo de letras, escribir unidas varias palabras o separadas por sílabas y/o escribir las palabras tal y como las pronuncian. 
  • TRASTORNO DEL APRENDIZAJE NO VERBAL: el trastorno de aprendizaje no verbal, también conocido como TANV es un trastorno del neurodesarrollo que afecta a los aprendizajes. No existe tratamiento o programa específico para las dificultades del TANV.  Los principales síntomas son; dificultad en la organización de los espacios, en la adaptación a situaciones nuevas y en la interpretación de la información no verbal. 
  • TRASTORNO ESPECÍFICO DEL LENGUAJE: presentan dificultades en la comprensión o en el uso del lenguaje hablado y/o escrito. Según estadísticas, entre el 7-8% de los niñ@s escolarizados presentan TEL en diferentes grados. En ocasiones suelen pasar desapercibidos, se suelen relacionar poco, debido a las dificultades del lenguaje, ya que tienen tendencia a aislarse. Es muy común que en ocasiones se confunda con el trastorno del espectro autista (TEA), pero existen diferencias; los niñ@s con esta dificultad son capaces de expresarse gestualmente, compartir intereses y desarrollar estrategias para hacerse entender. 

Una valoración exhaustiva de todas las capacidades superiores es vital para un buen diagnóstico. En ocasiones pensamos que estas dificultades son temporales y que el niñ@ ya adquirirá las capacidades anteriormente nombradas. Con una buena evaluación e intervención de estas dificultades la mejoría es muy notoria, cabe destacar que a media que pasan los cursos se van poniendo más de manifiesto. 

Centro de orientación y tratamiento psicológico, escolar y familiar

Contacto

info@centrozubikoapsicologos.com